Amanecer en una luna rocosa

En los polos de una luna rocosa con atmósfera, orbitando un gigante gaseoso de una estrella tipo K2




Doble amanecer

Una estrella binaria es un sistema estelar compuesto de dos estrellas que orbitan mutuamente alrededor de un centro de masas común. Estudios recientes sugieren que un elevado porcentaje de las estrellas son parte de sistemas de al menos dos astros. Los sistemas múltiples pueden ser ternarios, cuaternarios, o inclusive de cinco o más estrellas.

Los planetas que orbitan una sola estrella del sistema binario se dice que tienen una órbita «Tipo-S». Aquellos que giran alrededor de dos estrellas se dice que tienen órbitas «Tipo-P».

Así podría ser un doble amanecer sobre una luna con lagos de metano semi congelado en un sistema estelar binario «Tipo-S».

En nuestra Vía Láctea este paisaje se repite miles de veces.




Los candidatos de HIP 108064

La estrella HIP 108064, del catálogo de Hipparcos, está siendo revisada por Kepler. Podría tener 3 exoplanetas aún en fase de candidatos, pendiente de confirmación.

Dentro del concepto de Zona de Habitabilidad se considera que la existencia en el sistema de grandes planetas gaseosos, del tipo Saturno/Jupiter, son necesarios para capturar posibles cometas que se acerquen. En esta simulación, hipotética,  el sistema de HIP 108064 posee uno de estos gigantes y dos planetas rocosos. Uno de ellos con atmósfera de metano y gran actividad atmosférica.

La astrobiología podría confirmar pronto que es posible la existencia de vida en atmósferas de metano.




Las súper tierras de Kepler 276

El sistema planetario de la estrella Kepler 276, también denominada KOI-1203 y KIC 3962243 fue confirmado en Febrero de 2014. Se cree que tiene unos 3 exoplanetas de entre 2,8 y 3,4 masas de la Tierra que orbitan entorno a su estrella, de la misma dimensión que nuestro Sol pero un poco más caliente (6200ºK).

Está a 5,086 años luz




Un vuelo sobre Marte

Esto es una recreación artística de un vuelo sobre marte a 10.000 kilometros de su superficie.

Las texturas de relieve son las reales, ofrecidas a la comunidad por NASA/JPL