Kepler 452b, otra súper tierra

La estrella de Kepler-452b es de tipo G2, como el Sol, por lo que su temperatura es similar. Eso sí, es un 10% más grande que nuestra estrella y un 20% más brillante porque es un poco más vieja. Para compensar parcialmente este hecho, el planeta está situado un 5% más lejos de la estrella que la Tierra del Sol, así que su año es de 385 días. Con una masa estimada de 4,72 veces la Tierra, Kepler-452b es una súper tierra.

En cuanto a la edad, se estima en seis mil millones de años y se aproxima al final de la secuencia principal, que podría abandonar en los próximos 2000 o 3000 millones de años. Dado que su luminosidad aumenta con el paso del tiempo, Kepler-452b debería traspasar el confín interno de la zona habitable en unos 300 o 400 millones de años. El sistema se encuentra a unos 1400 años luz del nuestro, una gran distancia comparable en orden de magnitud a la del resto de exoplanetas detectados por Kepler. La existencia de Kepler-452b ha sido confirmada de forma independiente por el telescopio Harlan J. Smith Telescope del McDonald Observatory. Gracias a estas observaciones se ha calculado que el radio del planeta es de entre 1,4 y 1,8 veces el de la Tierra.

En definitiva, Kepler-452b no es un gemelo de la Tierra, sino otro primo más. Que no es poco.

Captura de pantalla 2016-03-21 a las 21.19.48

referencias:

http://www.nasa.gov/sites/default/files/atoms/files/ms-r1b.pdf

Kepler 7b, un exoplaneta de gomaespuma

Este mundo exótico flotaría sobre el océano

Kepler-7b fue descubierta en la primera oleada de planetas encontrados por la Misión Kepler, en las primeras 6 semanas de observación. Kepler-7b es un Júpiter caliente, un exoplaneta gigante gaseoso del tamaño de Júpiter, orbitando cerca de su estrella.

Su temperatura, debido a la proximidad a su estrella, es más caliente que la lava fundida. Su densidad es de sólo 0,17 g / cm ³, aproximadamente la misma que el poliestireno. Y otro misterio… estas bajas densidades no son predichas por las teorías estándar de formación de planetaria.

Credit: Eyes on Exoplanets-NASA

Credit: Eyes on Exoplanets-NASA

Los candidatos de HIP 108064

La estrella HIP 108064, del catálogo de Hipparcos, está siendo revisada por Kepler. Podría tener 3 exoplanetas aún en fase de candidatos, pendiente de confirmación.

Dentro del concepto de Zona de Habitabilidad se considera que la existencia en el sistema de grandes planetas gaseosos, del tipo Saturno/Jupiter, son necesarios para capturar posibles cometas que se acerquen. En esta simulación, hipotética,  el sistema de HIP 108064 posee uno de estos gigantes y dos planetas rocosos. Uno de ellos con atmósfera de metano y gran actividad atmosférica.

La astrobiología podría confirmar pronto que es posible la existencia de vida en atmósferas de metano.

Llanuras heladas de Plutón

image

Credit: NASA

Sólo 15 minutos después de su máxima aproximación a Plutón el 14 de julio de 2015, la nave espacial New Horizons de la NASA volvió a mirar hacia el sol y capturó la puesta del sol de las montañas heladas y escarpadas.  Llanuras planas que se extienden hasta el horizonte de Plutón.

La extensión suave de Sputnik Planum (derecha) está flanqueado al oeste (izquierda) de montañas escarpadas de 3.500 metros de altura, incluyendo el llamado Norgay Montes en el primer plano y Hillary Montes en el horizonte.  En la luz de fondo se destacan más de una docena de capas de neblina en la tenue atmósfera de Plutón.

La imagen fue tomada desde una distancia de 18.000 kilómetros de Plutón; la escena es de 380 kilómetros de ancho.