Kepler 452b, otra súper tierra

La estrella de Kepler-452b es de tipo G2, como el Sol, por lo que su temperatura es similar. Eso sí, es un 10% más grande que nuestra estrella y un 20% más brillante porque es un poco más vieja. Para compensar parcialmente este hecho, el planeta está situado un 5% más lejos de la estrella que la Tierra del Sol, así que su año es de 385 días. Con una masa estimada de 4,72 veces la Tierra, Kepler-452b es una súper tierra.

En cuanto a la edad, se estima en seis mil millones de años y se aproxima al final de la secuencia principal, que podría abandonar en los próximos 2000 o 3000 millones de años. Dado que su luminosidad aumenta con el paso del tiempo, Kepler-452b debería traspasar el confín interno de la zona habitable en unos 300 o 400 millones de años. El sistema se encuentra a unos 1400 años luz del nuestro, una gran distancia comparable en orden de magnitud a la del resto de exoplanetas detectados por Kepler. La existencia de Kepler-452b ha sido confirmada de forma independiente por el telescopio Harlan J. Smith Telescope del McDonald Observatory. Gracias a estas observaciones se ha calculado que el radio del planeta es de entre 1,4 y 1,8 veces el de la Tierra.

En definitiva, Kepler-452b no es un gemelo de la Tierra, sino otro primo más. Que no es poco.

Captura de pantalla 2016-03-21 a las 21.19.48

referencias:

http://www.nasa.gov/sites/default/files/atoms/files/ms-r1b.pdf